Publicado: 30 de Octubre de 2019 a las 15:13

Javi Mago, abrió su primer estudio en 1998, en Carabanchel – Madrid. Desde entonces no ha dejado de viajar y tatuar, fusionando varios estilos, tahitiano, samoano, maorí y étnico, para crear un estilo propio, respetando el significado y la cultura polinesia.

También le gusta hacer trabajos en puntillismo y mandalas.